5 oct. 2010
Desde hace mucho tiempo he perdido la confianza en los grandes premios del mundo; quiero decir esos premios con tanto renombre y tanta fama: los Planeta, Príncipe de Asturias, Nobel... ¿Por qué? Simplemente porque dejé de fiarme de los jurados que los otorgan.

Ahora me encuentro con algo que corrobora lo que digo: le otorgan el Premio Nobel de ¡¡¡medicina!!! al "inventor" de la fecundación in-vitro.

¿Hay alguien que me pueda explicar qué tipo de medicina es ésa? ¿O es que vamos a llamar medicina a algo que se hace con una bata? Porque la disección de cerdos en las matanzas también se practica con batas. ¿Lo llamamos medicina?

¿Qué quiero decir con todo ésto? Que el jurado de los premios Nobel ha patinado a base de bien. Porque, que yo sepa, siendo como soy un triste analfabeto en el tema, la fecundación in-vitro no sana personas. No cura ninguna enfermedad, no avanza la medicina un paso más allá en investigaciones que busquen la mejora de la calidad de vida de las personas, no descubre ningún posible remedio contra algún mal del ser humano... Tal vez sea un avance científico..., si queremos llamar avance al hecho de jugar con millones de embriones a elegir los más aptos (cosa que me recuerda bastante a algunos hechos históricos de reciente pasado que todo el mundo condena) para su desarrollo o su aniquilación... Éso es lo que los señores del Nobel llaman medicina.

¿Qué será lo siguiente? ¿Dar el Nobel de la Paz a Bin Laden por conseguir que el mundo entero se una para odiarle? ¿O darle el Nobel de Química al inventor del Quimicefa? La verdad es que no me extraña nada en una sociedad que empieza a considerar medicina al asesinato de niños inocentes en los vientres de sus madres. Pero vamos mal, muy mal, por este camino.

2 comentarios:

tus fans dijo...

Impresionante la foto del periódico "el padre de la fecundación in vitro" con dos de sus "inventos", ¡qué pena! niños "perfectos", para familias "perfectas"...y todo a costa de lo que tú dices, matar a miles de niños inocentes. Menos mal que ese "jurado" no representa a la mayoría de las personas y mucho menos a tantas familias, sin posibilidad natural de tener hijos, bastante más generosas y menos egoístas que se preocupan de ir a África y a otros países para formar esas familias felices. Como siempre estamos de acuerdo. ¿Podríamos decirnos que es la Quimicefa?

Juanma Suárez dijo...

¡¡No me puedo creer que no conozcáis el QUIMICEFA!! Aquí os dejo un enlace para que lo veáis:


QUIMICEFA

Hay que tener en cuenta algo con respecto a los dos "inventos" de que habláis: son seres humanos con su alma correspondiente; los niños no tienen culpa, ni se les debe condenar por los errores de sus padres.