16 abr. 2009
Como me conozco porque llevo muchos años aguantándome, he decidido retarme. He decidido que voy a ver si soy capaz de darle vidilla al blog; una entrada cada dos días será la meta. ¿Por qué cada dos? Primero porque me gustan los números pares y después porque había pensado en una diaria pero, conociéndome como me conozco porque llevo muchos años aguantándome, sé que no seré capaz de cumplirlo. Con una entrada cada dos días me obligo a estar atento (que es algo que con la edad he dejado de hacer) a todo; me obligo a escribir; me obligo a obligarme a hacerlo, y me obligo a una rutina, que es algo contra lo que lucho, pero que en algunas cosas siempre es bueno. Así que aquí lo dejo escrito, para que quede constancia. Se abre la veda...

2 comentarios:

Yuria dijo...

Vale, Juanma, te controlamos, je.

(Tengo pendiente lo del "amor a España. Esta noche quiero darle salida).

Luis y Mª Jesús dijo...

Pues es una cadencia muy buena, yo empezaría con cada tres. ¡seguro que lo logras! y nos permitiras disfrutar a todos.
Besos.
María Jesús